Electrolizadores de sal para piscinas

La cloración salina está de moda. Pero es conveniente conocer cómo funciona y en qué consiste para poder elegir con criterio, qué tratamiento de agua queremos en nuestra piscina.

La cloración salina, ante todo es, producción de CLORO a través de la SAL disuelta en el agua. Por lo tanto tenemos que tener claro que sigue siendo tratamiento de agua con CLORO. También es cierto que el cloro producido a través de la electrólisis de la sal es de mucha mejor calidad que el que podemos comprar como cloro líquido y por supuesto mucho mejor que el cloro en pastillas multiefectos.

Como principales ventajas tiene el que no es necesario almacenar ni comprar cloro para la piscina y que la dosificación se hace de manera automática mediante el equipo instalado en la depuradora. Esta dosificación automática no regula el nivel de cloro, sino que siempre está produciendo cloro a un determinado nivel. Hay que encontrar cual es el nivel necesario para nuestra piscina y ajustarlo en función del uso o de las condiciones externas a la piscina. (No necesitará el mismo cloro una piscina que es utilizada por dos personas una vez a la semana, que la misma piscina utilizada por cinco niños a diario y en una zona donde caen muchas hojas al agua).

Es importante tener en cuenta que la SAL, aumentará de manera natural el nivel de pH del agua, por lo que será imprescindible controlar frecuentemente este nivel añadiendo ácido clorhídrico o ácido sulfúrico al agua, más conocidos como pH menos. Éste control se puede hacer de manera automática con la instalación de un regulador automático de pH.

Por otro lado también hay que controlar el nivel de sal dentro de la piscina. Éste debe estar entre el 5% y el 3%, por debajo de estos niveles el clorador salino no producirá el cloro necesario para mantener límpia la piscina. Con los contralavados del filtro y con el agua que sacamos de la piscina en el cuerpo, vamos disminuyendo el nivel de sal y es imprescindible contar con un medidor de sal en partículas por Millón (PPM) para mantener estable la cantidad de sal en el agua.

Finalmente comentar que de todos es conocido que la sal tiene un gran poder corrosivo y que afecta especialmente a los elementos metálicos, la madera.

Pedir presupuesto

Ingerclima proyectos e instalaciones. S.L., CIF: B-45599024 - Política de privacidad
Climatización para piscinas, bombas de calor y deshumificadores para Spas y piscinas cubiertas en Madrid.
Produce Productos web, s.l. - ilatina - IWEB - mapa web